Rafael Blanco

 

“Mi estilo es no tener estilo”…  

 

Nicolas Hernandez

.
.

La Sierra Nevada de Santa Marta es uno de los pequeños tesoros que poseemos en nuestro país, es de vital importancia tanto por su naturaleza y la infinita biodiversidad que posee, como por los saberes ancestrales de las diferentes tribus y culturas que habitan en ella. La montaña surge de agua diferentes poblaciones y caseríos ubicados en diferentes puntos, ya que su amplia biodiversidad, poseyendo ecosistemas como el paramo y el bosque de niebla o bosque andino, dos ecosistemas importantísimos para la creación y regulación del agua, ayuda que estos sitios no sufran por la escaces de este preciado liquido para todo ser vivo.
Desde San Pedro de la Sierra, un pequeño corregimiento que esta ubicado a 1.416 M.S.N.M, se empieza a observar la belleza de esta montaña, sus habitantes ofrecen caminatas para conocer las lagunas negras que están a una altura aproximada de 3.700 M.S.N.M.

Es una caminata que se realiza en 3 días para llegar a las lagunas, acampando en diferentes sitios durante la travesía. Estando en la montaña se da uno cuenta de lo pequeño que es al lado de la naturaleza y del respeto que le debe tener, ya que es ella la que nos da todo lo que necesitamos para sobrevivir el día a día.
Para poder seguir observando estas maravillas naturales que somos afortunados en tener, debemos entender que todas nuestras acciones conllevan a una reacción, y lastimosamente en este momento esa reacción no es la mas positiva con la naturaleza.
Tenemos que cambiar nuestra forma de pensar y actuar desde nuestras casas, haciendo pequeños cambios podemos lograr grandes cosas, reciclando, usando menos plástico, cambiando la cultura del consumismo, comprando lo que realmente necesitamos, estos pequeños cambios ayudan a que nuestros recursos naturales sobrevivan y por ende nosotros también sobrevivamos.
Las fotografías muestran la belleza que se esconde dentro de la montaña, pasando por diferentes ecosistemas y diferentes climas, ellas nos muestran la biodiversidad que poseemos y que debemos cuidar para las futuras generaciones que vienen, debemos aprender a cuidar nuestros recursos naturales, respetar a la naturaleza como ella se lo merece y entender que solo somos una parte de ella.

Raquel Suárez García